Make your own free website on Tripod.com

J
Principal Arriba A B C Ch D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W XY

 

JORNADA DIARIA.

JUBILADO.

JUEGO DE VIDEO.

JUEGOS.

JUGUETES.

JUSTIFICACIÓN LEGAL DE LA ADMINISRACIÓN ESCOLAR.

JUVENIL, DELICUENCIA.

JUVENTUD.

 


JORNADA DIARIA.

La jornada o rutina diaria es una institución que desarrolla un modelo educativo centrado en el niño, debe atender prioritariamente las necesidades e intereses del mismo y en consecuencia propiciará su desarrollo en armonía con otros seres que conforman su ambiente. Debe ser planificada muy flexiblemente de manera tal que permita atender situaciones inesperadas e interese repentinos de los niños a fin de que no se convierta en un elemento más de control, rígido e inflexibles por parte del adulto.

Cuando se conoce al niño, su desarrollo evolutivo necesidades e intereses se organiza la jornada o rutina, sobre esta base, el niño sabe la manera cómo están distribuidos los diferentes períodos de trabajo y esto lo ayuda a predecir y anticipar, así mismo conoce cuales son las expectativas de los adultos que lo orienta y puede organizarse socialmente con sus pares; esto reduce la angustia que el niño sufre cuando desconoce el orden de los eventos que ocurren en el jardín pudiendo desarrollar una actividad y prepararse para la que continúa sintiéndose más libre para escoger entre las opciones que se le ofrecen en la jornada.

Cuando el equipo docente se aboque a la planificación de la jornada debe tomar en consideración los siguientes criterios: Los períodos deben ser constantes, para que los niños sepan que se espera de ellos y puedan predecir; el horario debe ser flexible; debe existir cierto balance o equilibrio entre: las actividades con mucho gasto de energía y los períodos de descanso y relajación, las actividades iniciadas y escogidas por el niño y las escogidas por el adulto, las actividades que se realizan dentro y fuera del aula, las actividades en pequeños grupos, individuales y con todo el grupo; mantener la secuencia de planificación; oportunidad para variar las interacciones: Niño-niña; niño-material; niño-adulto. Proporcionar tiempo para aprender en una variedad de ambientes; oportunidad para la formación de diferentes tipos de agrupación : Espontáneos, estructurado por el adulto, grupos grandes y pequeños y atender la realidad actual de la ubicación de la institución en relación a aspectos como el clima, recursos humanos, estructura física, etc. Bibliografía. Anderson, Leonor, y colaboradores, "Guía Práctica para Actividades del Niño Preescolar". Dirección de Educación Preescolar. Tercera Edición . Caracas, 1989.

FERNANDEZ VILLEGAS, ELVIRA Y JENY GONZALEZ CASTRO

Escuela de Educación de la Universidad Central de Venezuela

En: El Tema del Preescolar en el DLAE.

Trabajo Especial de Grado para Optar al Titulo de Licenciado en Educación.

 

JUBILADO.

Estudiante que voluntariamente evade la asistencia a clase empleando algún subterfugio.

 

Amézquita, Colombia

Escuela de Educación Universidad central de Venezuela.

En: El Tema de la Didáctica en el DLAE. Tesis de Grado. Mimeo. Caracas, 1997.

Castro, Elisa y Díaz, Leida.

 

JUEGO DE VIDEO.

Videocasete programada, que mediante un vídeo con consola interactiva, permite realizar juegos de habilidad, de reflexión o juegos educativos en la pantalla de un receptor de televisión.

 

UNESCO/IBEDATA.

Glosario de Términos de Tecnología Educativa. París

 

JUEGOS.

Es la esencial manifestación de la niñez caracterizada por todas sus actividades, una necesidad vital, exploradora, aventura y experiencia, medio de comunicación y de liberación bajo una forma permitida, es un proceso de educación completa, indispensable para el desarrollo físico, intelectual y social del niño. Es una disposición innata del niño donde se delinean y desarrollan las principales capacidades, tales como, las sensomotrices, socio afectivas, las creativas, las narrativas y las intelectuales, ya que implica la vital participación de toda su personalidad.

Principio que despertando su madurez y su formación constituye el elemento liberador primario que penetra activamente con él y hace que se descubra poco a poco a sí mismo. Este es el motivo por el que el juego constituye la experiencia fundamental de toda la vida que se desarrolle en la enseñanza preescolar.

Es muy importante que el maestro de preescolar conozca las diferentes teorías sobre el juego para enfrentarse con sus alumnos en condiciones óptimas para no coartar su libertad ni influenciar con su autoridad el juego del niño. Es importante que mantenga el carácter de juego espontáneo sin otras finalidades, por lo dejaría de ser juego. El interés específico del maestro será el de crear continuas y renovadas ocasiones de juego, de ofrecer a los niños, a través de materiales aptos y espacios ambientales propios, la amplia posibilidad d elección y orientarlo hacia el juego individual en pequeños grupos o colectivo. La función de la actividad lúdica en la edad preescolar está en que por medio de ella el niño puede dar rienda suelta a las negaciones que le impone el mundo adulto, descargar sus impulsos, exteriorizar su pensamiento, imitar a los demás, explorar y descubrir aspectos del mundo.

Si la naturaleza del juego es tan variada y abarca toda la naturaleza del niño, si por medio del juego se desarrolla física, psíquica y moralmente, es natural que una clasificación del juego se pueda hacer bajo muy distintos aspectos y modalidades. La clasificación a señalar es relativa, ya que existen juegos que se pueden incluir en más de una clase por sus implicaciones con otros juegos. Entre ellos tenemos:

.- Juegos Funcionales: Son los primeros que aparecen el niño antes de andar y hablar porque sirven para desarrollar las funciones latentes. El juego funcional es pues, el que el niño desarrolla en la primera infancia (desde 0 a 2 años) y es en el seno de la familia donde lo realiza.

La actividad de los juegos funcionales permite a cada función explorar su dominio y extenderse para producir nuevos resultados.

.- Juegos Configurativos: En este grupo caven los juegos de modelados, el garabateo y hasta algunas modalidades de juegos lingüísticos. Por la tendencia configurativa, el niño mediante sus juegos da forma a sus construcciones (con plastilina, barro, construcciones con bloques, garabateos) y va haciendo experiencias que le proporcionan nuevas formas y temas de acción (un tren, el puente por donde pasa, la estación) según va desarrollando el juego. De este trabajo suele surgir primero la aplicación formal y luego la invención. De aquí surge el orden, el ritmo y la simetría.

.- Juegos de Entrega: Suelen llamarse así porque lo más característico de estos juegos es la entrega al material. Son típicos juegos de entrega: la pelota, pompas de jabón, los de agua y arena (estos pueden ser también configurativos).

Estos juegos generalmente son tranquilos, son propios de las primeras edades y están más próximos a los sensomotores.

.- Juegos Simbólicos: Entran en esta aceptación todos los juegos dramáticos, representativos de personajes. Tienen su eclosión en la edad preescolar y son muy importantes para el enriquecimiento afectivo, lingüístico e intelectual. Este juego marca el paso del pensamiento animal a la representación intelectual. El juego simbólico marca la victoria del gesto sobre la cosa y rompe los hilos que lo unen a ella con su función particular y les adjudica cualidades especiales (esta silla es un tren, esta escoba es un caballo).

Todo el material a su alcance se transforma a su capricho según el uso que el niño quiera darle. Representa personajes pero no sólo como imitación. Representa en el juego las propiedades de las cosas y de los seres que le interesan.

.- Juegos de Reglas: Es más propio del adulto y de los niños mayores, sin embargo, el niño preescolar gusta de una manera informal de establecer sus propias reglas. Es muy distinto este juego reglado al de los niños mayores y adultos.

Las reglas del pequeño son individuales y espontáneas, es decir, no son intencionales y se improvisan en la marcha.

Es muy importante que en el programa de actividades preescolares el maestro tenga en cuenta el juego en relación con las edades de los niños y sus diferencias individuales. Como no se puede hablar del juego sin juguetes ni del quehacer escolar sin materiales.

Palabra Clave: Actividad Lúdica

 

Bibliografía:

Moor, Paul. "El Juego en la Educación". Editorial Herder. Barcelona-España, 1977

Newson, Elizabeth y John. "Juguetes y Objetos para Jugar". Ediciones CEAC. Barcelona-España, 1986

Pellicciotta, Irene y otros. "El Niño y los Medios de Expresión" en, Enciclopedia Práctica Preescolar. Editorial Latina. Uruguay, 1984

 

FERNANDEZ VILLEGAS, ELVIRA Y JENY GONZALEZ CASTRO

Escuela de Educación de la Universidad Central de Venezuela

En: El Tema del Preescolar en el DLAE.

Trabajo Especial de Grado para Optar al Titulo de Licenciado en Educación.

 

JUGUETES.

Los juguetes se consideran como los instrumentos de juego y al mismo tiempo, se consideran como lago muy importante en el desarrollo del niño si están elegidos en forma apropiada, esto exige que el juguete sirva para estimular la actividad del niño, le ofrezca la oportunidad de expresarse y de poner en práctica nuevas habilidades y se adopte a su madurez psicopedagógica.

Cuando se habla de cantidad y calidad de juguetes se concluye que tan nocivo es dar al niño demasiados, como dotarlos de muy pocos. La cantidad de juguetes y juegos debe ser tal que secunde las más variadas formas de juego. Estos deben variar de acuerdo con la capacidad a desarrollar en el niño. Por lo tanto, el maestro deberá tener presente las diferencias que existen entre los juegos que favorecen la capacidad sensomotriz, la habilidad creativa, la fantasía , la imitación la disposición socio-afectiva, las cualidades intelectuales y la actitud de experimentación y proyección.

Una función importante de los juguetes que no se debe olvidar, consiste en centralizar el placer derivado del sentimiento de propiedad. Todo niño necesita mecer en sus manos un objeto pequeño sin temor de que nadie le contradiga.

Entre las características que debe tener un buen juguete encontramos: colores vivos y contrastantes, es imprescindible que la pintura no sea tóxica, la forma del juguete ha de ser concreta y con una aplicación determinada, para que con él se puedan desarrollar simultáneamente la fantasía y el sentido ordenador del niño. Han de ser sencillos, sólidos y de dimensiones adecuadas a las manos del niño. La forma debe ser tal que el niño no pueda lastimarse.

El interés que el niño ponga al escoger un juguete, se aplicará más tarde a su trabajo. Nada hay más serio para el niño que sus juegos y juguetes, y por este motivo no se le debe exigir nunca que cese de jugar inmediatamente para venir a comer.

 

Bibliografía:

Newson, Elizabeth y John. "Juguetes y Objetos para Jugar". Ediciones CEAC. Barcelona-España, 1986.

Pellicciotta, Irene y otros. "El Niño y los Medios de Expresión" en, Enciclopedia Práctica Preescolar. Editorial Latina. Uruguay, 1984

 

FERNANDEZ VILLEGAS, ELVIRA Y JENY GONZALEZ CASTRO

Escuela de Educación de la Universidad Central de Venezuela

En: El Tema del Preescolar en el DLAE.

Trabajo Especial de Grado para Optar al Titulo de Licenciado en Educación.

 

 

JUSTIFICACIÓN LEGAL DE LA ADMINISRACIÓN ESCOLAR.

La Administración Educativa está regulada por un conjunto de normas legales que determinan las funciones de sus miembros y contribuyen a alcanzar la metas de la institución escolar, al respecto, la Ley Orgánica de Educación, en su Articulo 107 establece, que el Ministerio de Educación, es el principal órgano encargado de que se lleven a cabo los elementos y procesos de la Administración Escolar, correspondiéndole planificar, orientar, dirigir, ejecutar, coordinar, supervisar y evaluar el sistema educativo.

Igualmente tenemos que la Ley Orgánica de la Administración Central, en su Articulo 29 numerales 1, 5, 6, 7 y 14 amplia y especifica las funciones del Ministerio de Educación como un órgano de la Administración Publica Centralizada, tales funciones están referidas a la planificación de planes y programas que contienen los objetivos y actividades a realizar durante el ano escolar, pertinentes a los diferentes niveles y modalidades del sistema escolar; la instalación relacionada con la planta física, donde se encuentran el personal que labora en las instituciones educativas, asi como la dotación de recursos materiales...

Los artículos precitados reflejan el espíritu y propósito del Legislador presentes en el artículo 80 de la Constitución Nacional, segundo párrafo que expresa: '...El Estado orientara y organizara el Sistema Educativo para lograr el cumplimiento de los fines aquí señalados'.

Es conveniente señalar que existen en el ámbito de la Legislación Escolar Venezolana; aparte de las leyes citadas, otras más que le dan coherencia al Sistema Educativo en general y al Sistema Escolar en particular; pero específicamente al proceso de gestión que se lleva a cabo, bien sea, en el Nivel Central, Zonal, Distrital, Sectorial o en la Micro-estructura educativa. Entre ellas tenemos: Ley Orgánica de Educación y su Reglamento General, Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente, Ley de Carrera Administrativa, Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, Ley Orgánica de Trabajo, Ley Tutelar del Menor, Decretos y Resoluciones del Despacho Educativo.

Palabras Claves: Bases Legales Precitadas.

 

MARIN DÍAZ. JOSÉ CLEMENTE Y RODRÍGUEZ V. MARÍA GORETTY

Escuela de Educación. Universidad Central de Venezuela

 

 

JUVENIL, DELICUENCIA.

Se considera como delincuencia juvenil los actos antisociales de los menores que constituyen alguna forma de delito.

 

ANDRES LASHERAS, JESUS (Compilador)

Diccionario de Educación. PANAPO. Caracas, 1993

 

JUVENTUD.

Constituye la madurez del ser juvenil, que empieza al terminar la adolescencia y acaba con la entrada en la edad viril. Podría decirse que en términos generales está comprendida entre los 18 y los 23 ó 25 años, aunque estas edades son muy relativas.

 

ANDRES LASHERAS, JESUS (Compilador)

Diccionario de Educación. PANAPO. Caracas, 1993

Principal Arriba